DIME QUÉ TIRASTE Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

Los residuos vuelven a la palestra. Tras su salida a escena, allá por los años 90, cuando empezamos a darnos cuenta de que nos quedábamos sin “alfombras” para esconderlos, ahora vuelven a primera línea bajo el término “Economía circular”.

Desde aquel entonces, cambiaron muchas cosas en este sector, nos hicimos conscientes de que los vertederos no eran una buena forma de liberarnos de los residuos, porque aunque los escondamos no desaparecen, nos familiarizamos con las recogidas selectivas, aprendimos la regla de las 3 R, nos hicimos conscientes de que eran un problema, vivimos unas cuantas muy malas experiencias (como el caso del vertedero de Bens en A Coruña), elaboramos mucha, mucha nueva legislación, decoramos nuestras calles con contenedores de colores, y hablamos largo y tendido de lo importante que era Prevenir su generación… sin embargo, año tras año, hemos seguido “increscendo” la producción en nuestra eficiente factoría de basura y parece, que lo único que ha conseguido echar un poco el freno a nuestra desenfrenada producción, como en todos los sectores, ha sido la crisis económica.

Y es que los residuos son consecuencia directa de nuestro modo de vida. Somos nosotros los que los generamos todos los días de nuestra existencia, desde el mismo momento en que aterrizamos aquí. Nos acompañan allá a donde vayamos, son un fiel reflejo de nosotros mismos, “diseñados” y generados  a nuestra imagen y semejanza.

¿Son los residuos, entonces, el reflejo de nuestra “esencia”?

mirarse_al_espejo

Posiblemente, a cualquiera que le preguntes, ajeno a este mundillo, pero productor de residuos al fin y al cabo, no sabrá ni cantidad, ni composición, ni destino de los residuos que genera día tras día, porque los residuos, a pesar de ser algo común, vulgar y cotidiano, aún son grandes desconocidos. Eso sí, ten por seguro que, aunque nosotros no sepamos nada de ellos, ellos sí lo saben todo sobre nosotros. Nuestras costumbres, nuestros buenos y malos hábitos, nuestros gustos, nuestro estilo de vida, … todo queda grabado en el “chip” de nuestros residuos.

Dime que tiraste y te diré quién eres, …más aún, llevémoslo al mundo industrial, … dime que tiraste y te diré cuán eficiente eres.

Analizando la bolsa de basura de cualquier persona podríamos llegar a determinar, por ejemplo, sus hábitos alimenticios, si vive sólo o acompañado, si le gusta cocinar, prefiere los precocinados o si come fuera de casa, si tiene niños y si estos son pequeños, sus vicios o pasiones, la prensa que lee, como viste, si es de clase media, alta o baja, si vive en un país más o menos desarrollado, si habita en la ciudad o en el rural, en el barrio rico o en el barrio pobre, … ¡y tantas y tantas otras cosas!.

De la misma forma, “rebuscar” en los residuos que genera una industria, nos aportará valiosísima información sobre ella. No sólo quién es y a que se dedica, si no también, cuán eficiente es su ciclo productivo, la calidad de sus procesos de fabricación, la condición de su gestión de stocks, la excelencia del mantenimiento de sus instalaciones, la idoneidad de sus procedimientos de compras, la efectividad de sus políticas medioambientales…

Mayor eficiencia, menos residuos. Mayor calidad de nuestros procesos de fabricación, menos rechazos, menos residuos. Mejor gestión de nuestros stocks, menos productos obsoletos, menos residuos. Mantenimientos optimizados de nuestras instalaciones, menos averías, menos residuos. Políticas ambientales de nuestra organización más consolidadas, personal más concienciado, mayor aprovechamiento de nuestros recursos, mejor segregación de los residuos, y por supuesto menos residuos… Y así podría continuar con muchas otras áreas industriales, concluyendo en todos los casos que, lo bien o mal que gestionemos cada una de ellas, se verá reflejado en los residuos que generemos.

Y la cadena, nos llevará también, como no podía ser de otra forma, a lo que parece ser, lo que más conciencia a algunos: los costes económicos.

Y es que gestionar residuos, nos cuesta mucho dinero a todos. Las ciudades de los países más desarrollados gastan de media entre el 20 y el 30 % de sus presupuestos en recoger, trasladar y tratar sus basuras.

En las industrias los porcentajes son más variables, porque dependerán del tipo de actividad que desarrollen y de los procesos productivos que tengan, pero difícil es que podamos hablar de costes despreciables. Cuanto mayor sea la cantidad de residuos peligrosos que se generan, mayor será también, la partida presupuestaria necesaria para sufragar los costes de su gestión.

En el sector industrial se generaron, en 2012, aún inmersos en la crisis, 42,9 millones de toneladas de residuos (más o menos un 12% menos que en 2010, porque nuestros residuos también sufrían la crisis financiera), de las que 3,3% correspondieron a la categoría de peligrosos. Hacen falta muchos euros para gestionar bien esas cantidades.

Esta estudiado que el modelo de producción que tenemos actualmente genera más residuos en cada una de sus fases (extracción de materias primas, transporte, fabricación, distribución y consumo) que la cantidad de bienes que produce, lo cual a simple vista no parece que sea un modelo muy eficiente.

Por 1 tn. de residuos en el momento del consumo de cualquier producto, se han producido 20 tn. de residuos en el proceso de extracción de materias primas y 5 tn. de residuos durante el proceso de fabricación

Ay, sí… todo eso que tiramos, despreciamos o abandonamos, sin otorgarle ningún aprecio, no sólo esconde mucho valor, como fundamentan las bases de la economía circular, si no también, toda la información de cómo vivimos y como producimos.

No lo olvides, ¡tus residuos te delatan!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s