LOS 7 ELEMENTOS CLAVE PARA QUE LA RECOGIDA SELECTIVA DE TU EMPRESA FUNCIONE

Sea cual sea el proceso que desarrolle tu empresa, fabriques lo que fabriques y tenga el tamaño que tenga, un aspecto que seguro se va a generar en ella y que vas a tener que gestionar, van a ser los Residuos.

Puede ser en mayor o menor cantidad, puede que sean peligrosos o no peligrosos, tal vez totalmente asimilables a los urbanos o que necesiten tratamiento especial… pero sea como fuere, los vas a tener y tendrás que gestionarlos adecuadamente, cumpliendo con la legislación vigente, lo que, supone en muchos casos, importantes costes a asumir.

Los residuos son uno de los principales impactos de la industria y su importancia viene dada, por su peligrosidad para el Medio Ambiente y para la salud de las personas, y por otro, por los grandes volúmenes de generación.

La legislación establece un orden de prioridades a seguir en su gestión que es: Prevención, Preparación para la reutilización, Reciclaje (incluido el compostaje), otro tipo de Valorización, y, por último, la Eliminación.

Así que, la primera medida que se debemos considerar siempre es, si es posible, generar menos residuos o aprovecharlos en otros procesos de fabricación.

Pero para aquellos residuos que no puedas evitar su generación, y que no puedan ser reutilizados en la fabricación, tu obligación legal es segregarlos correctamente y facilitar y priorizar su gestión a través de procesos de reciclaje y/u otro tipo de valorización.

Y aquí es donde la Recogida Selectiva se hace imprescindible para cumplir con estos mandatos legales. Pero, no creas que este tipo de recogida es sólo poner contenedores de colores y llenarlos de distintos tipos de residuos. Si quieres que realmente funcione, tendrás que tener en cuenta algunos aspectos clave que, además de dar sentido a los recursos invertidos para su implantación, te ahorrará costes en la gestión.

El camino hacia una Recogida Selectiva eficaz y eficiente

Recogida Selectiva

La RECOGIDA SELECTIVA no es más que  la separación en origen de los diferentes componentes de los residuos, es decir, que en el mismo lugar dónde se producen (puestos de trabajo) se realiza la separación de éstos.

¿Por qué te interesa implantar la recogida selectiva de los residuos de tu empresa?

– Porque permite que los residuos que generes estén en las condiciones adecuadas para su posterior tratamiento

– Porque facilita y asegura el RECICLAJE de los distintos materiales que componen los residuos, permitiendo que se conviertan  en materias primas para la fabricación de nuevos productos. Si los residuos van mezclados, unos se contaminarán con los otros y dejaran de ser reciclables.

– Porque reduce el volumen de residuos que se destina a ELIMINACIÓN o TRATAMIENTO

Piensa en un residuo que es no peligroso (por ejemplo papel) que se deposita en el mismo contenedor junto con otro que sí es peligroso (por ejemplo un papel impregnado de aceite), el primero se contaminará con el segundo por lo que hemos duplicado los residuos peligrosos generados y ahora ambos deberán ir a tratamiento. Y esto se traduce en más costes que tendremos que afrontar en la gestión de nuestros residuos.

Son sobrecostes que podríamos evitar fácilmente.

– Porque es una obligación legal de las empresas

Sí, así es. Quieras o no introducir la gestión ambiental en tu fábrica, separar los residuos adecuadamente es una obligación a la que tendrás que responder igualmente, pues está impuesta en la legislación y por supuesto no cumplir con ello puede suponerte una multa importante.

Pero implantar la Recogida Selectiva en tu centro de trabajo no es sólo una cuestión de poner cuatro contenedores de colores y tirar para adelante. Lo único que conseguirás con eso es llenar de contenedores vistosos tus instalaciones sin obtener ninguno de los objetivos ni beneficios que, de hacerlo bien, te podría aportar.

¿Qué debes tener en cuenta en el diseño e implantación de tu Recogida Selectiva?

A la hora de implantar una Recogida Selectiva en un centro de producción debemos tener en cuenta una serie de condiciones fundamentales para que la segregación de residuos funcione correctamente y sea eficaz:

1. Implicar activamente a los trabajadores. Que asuman el objetivo de la recogida selectiva como propio

Obviamente el éxito de la tarea depende fundamentalmente de ellos. Sólo ellos pueden encargarse de segregar correctamente los residuos que generan en su quehacer diario.

La separación de residuos debe ser entendida como una parte más de las funciones de cada uno de los puestos de trabajo existentes en la organización y que además el beneficio de ésta es incluso extensible al nivel personal de cada uno de los trabajadores puesto que la afección que se genera por una mala gestión de residuos en el Medio Ambiente y en la salud nos afecta a todos los individuos que en él nos desarrollamos.

2. Proporcionar formación e información a todos los implicados en la segregación y gestión correcta de los residuos

Porque nadie puede desarrollar bien su trabajo si no sabe cómo realizarlo.

Es necesario que haya una transferencia de conocimientos y el  desarrollo de habilidades y actitudes necesarias, para un buen desempeño de los trabajadores en ésta, como en cualquier otra tarea que vayamos a encomendarles.

La formación es el medio indispensable para lograr los objetivos que la empresa persigue con la implantación de la recogida selectiva.

Las personas necesitan capacitarse para hacer bien su tarea, de lo contrario, la ejecución de la misma estará siempre por debajo de un nivel satisfactorio

Siempre que se introducen modificaciones en las rutinas de trabajo, es necesario capacitar previamente a las personas en los nuevos métodos y procesos de trabajo.

3. Facilitar en todo lo posible la identificación de los distintos tipos de contenedores instalados

Como dije antes, la participación de todos los trabajadores en esta tarea es fundamental ya que son ellos los que generan los residuos en su puesto y los que deben encargarse de segregarlos adecuadamente. Por ello, y para conseguir su total implicación en el cometido debemos ponérselo lo más fácil posible.

Esto nos lleva a tener algunas consideraciones a la hora de identificar los contenedores de segregación:

  • Utilizar un código de colores según los tipos de residuos separados
  • Accesibilidad a los distintos contenedores donde deberán depositar los residuos
  • Etiquetado de contenedores fácilmente identificable

Para ello lo mejor es hacerlo de la forma más gráfica posible. Minimizando el texto en las etiquetas y favoreciendo los dibujos representativos con información sencilla. Apenas un nombre que caracterice el residuo a depositar y un dibujo o foto que lo represente.

Este punto que parece obvio es sin embargo uno de los principales errores que me encuentro en las empresas a las que he tenido la oportunidad de acceder. Contenedores identificados con grandes etiquetas que parecen más bien una carta magna, repletas de texto indicando lo que sí se puede depositar allí y lo que no, y que seguro nadie se lee.

No puedes pretender que una persona que está cumpliendo con su jornada laboral realizando un amplio abanico de tareas, además se pare a leer toda esa prosa para determinar con exactitud si está eligiendo el contenedor adecuado para depositar el residuo que acaba de generar. Ni siquiera creo que a la empresa le interese esa “pérdida” de tiempo de trabajo.

Cuanto más visual sea esta identificación mejor.

Sin la participación de los trabajadores la RECOGIDA SELECTIVA no es posible.

4. Ubicar adecuadamente los puntos de depósito de residuos

Tema importante a la hora de implantar la Recogida Selectiva.

Primero porque el espacio en las naves industriales es un bien muy preciado y segundo, y siguiendo también con la línea de lo anterior, porque en lo de facilitar la tarea a los responsables de la separación, la proximidad juega un papel muy importante.

Así pues, la ubicación de cada uno de los contenedores no se debe tomar a la ligera.

Es importante situarlos en las áreas donde realmente sea necesario este servicio y en función de los residuos que allí se generen.

Hay que encontrar el equilibrio entre facilitar la tarea, haciendo que los contenedores estén lo más cerca posible de los puestos en que se encuentras aquellos que van a utilizarlos, y el no dificultar la tarea principal a desarrollar, que será la de Producción.

Por supuesto, la definición del lay-out de los contenedores debe hacerse siempre contando con la opinión de los trabajadores y llegando a un consenso con ellos, ya que son ellos los que los van a utilizar.

En este aspecto de la ubicación es importante también tener en cuenta que lo mejor es que todos los contenedores que se vayan a colocar para la recogida de los diferentes residuos generados en una determinada área estén colocados juntos en el mismo punto, de forma que no existan diferencias al acceder al de un tipo u otro.

Y es que a veces la “comodidad” del que va a depositar el residuo juega en contra de una adecuada segregación. Si tiene más cerca un contenedor que otro es muy probable que utilice el más próximo para depositar todo tipo de residuos, sin discriminación ninguna.

El hecho de tener todos los contenedores en el mismo punto ayudará a eliminar esa excusa tan utilizada para no separar adecuadamente.

5. Gestión eficiente de los contenedores

Con un servicio adecuado de vaciado y reposición.

Si le estas pidiendo a toda la plantilla que se esfuerce por depositar cada residuo en el contenedor correcto, tienes que responder a ese esfuerzo con una gestión eficiente de esos contenedores donde ellos van a echar los residuos que generan en su puesto de trabajo.

Tienes que mantener en todo momento esos contenedores en las condiciones adecuadas para facilitar su trabajo y, por supuesto, haciendo una gestión transparente de los distintos residuos segregados y dándoles realmente el destino que les corresponde

6. Identificando y estableciendo control de los puntos de ubicación

Ya dije que implantar la recogida selectiva no es sólo poner contenedores de colores con bonitas etiquetas identificativas para que la gente empiece a segregar residuos y después a… “a tirar millas”.

Parte fundamental el éxito de la Recogida Selectiva que implantes será el seguimiento y control que hagas de ella, lo que te permitirá detectar problemas que vayan surgiendo, identificar deficiencias del diseño inicial y establecer acciones para ir corrigiendo estos problemas y deficiencias.

Este seguimiento y control te permitirá también conocer la eficiencia de las acciones que emprendas y re-direccionar tu gestión hacia la optimización de tu recogida selectiva.

Como decía en EL INGREDIENTE CLAVE QUE NECESITAS PARA ALCANZAR LA MEJORA CONTINUA DE TU SISTEMA DE GESTIÓN Y DISFRUTAR DE TODOS SUS BENEFICIOS, MEDIR es indispensable para realizar una buena gestión, para planificar acciones y poder supervisarlas y controlarlas eficazmente.

Así pues, también aquí los Indicadores juegan un papel crucial en la mejora de tu sistemática de segregación de residuos.

Debes definir indicadores que te permitan medir y hacer seguimiento de la segregación en la planta y establecer sistemas para el control y seguimiento de la Recogida Selectiva.

Medir el grado de segregación de residuos y la evolución de la recogida selectiva implantada te ayudará a tomar decisiones fundamentadas en realidades, a identificar fácilmente opciones de mejora y detectar los puntos débiles de tu gestión.

7. Mantener al día a los trabajadores de la evolución de la Recogida Selectiva implantada

No conseguirás fomentar el cambio de hábitos de comportamiento y la implicación de los trabajadores, algo fundamental para el éxito de la recogida selectiva, si no mantienes un canal continuo de comunicación respecto a la evolución de ésta.

Informa a todos de los resultados del control y seguimiento de la recogida selectiva y de los progresos en la segregación de los residuos.

Pon en común las deficiencias y errores que se vayan detectando y comparte los éxitos para que todos los asuman como propios y con ello también los objetivos de esta gestión de residuos.

Te animo a que incorpores todos estos elementos a la sistemática de segregación de residuos que vayas a implantar o ya tengas implantada en tu empresa y compruebes como consigues que ésta sea exitosa.

¿Preparado para implantar una Recogida Selectiva que funcione?… ¡Pues, adelante!

Anuncios

2 pensamientos en “LOS 7 ELEMENTOS CLAVE PARA QUE LA RECOGIDA SELECTIVA DE TU EMPRESA FUNCIONE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s