LA FORMA MÁS FÁCIL DE EMPEZAR CON TU SISTEMA DE GESTIÓN

Suele pasar que a veces, a pesar de los amplios conocimientos que podamos tener de una tarea, de un trabajo que debamos realizar, cuando queremos empezar a ejecutarlo, nos quedamos bloqueados porque, aun sabiendo todo el camino a recorrer, no sabemos por dónde empezar.

Esto también pasa cuando nos toca empezar con la gestión ambiental de una empresa. Aunque te has preparado a conciencia, has realizado cursos de gestión ambiental, formación en sistemas, conoces bien las normas y has llegado a acumular una amplio conocimiento, llega el momento de ponerlo en práctica y, a pesar de saber perfectamente que es lo que hay que hacer, te encuentras perdido en el paso inicial…¿Por dónde empiezo?

No desesperes, este bloqueo inicial, es una situación muy común cuando te propones empezar algo desde cero o que va a suponer un gran cambio. Para superarlo sólo necesitas conocer cuál debe ser ese paso inicial para que, a partir de él todo vaya rodado.

Por eso, voy a compartir aquí contigo la estrategia que te ayudará a dar ese primer paso y lanzarte por fin a la gestión ambiental

¡El mejor Primer Paso para tu Sistema de Gestión!

En tu mente tienes perfectamente claras todas las tareas que serán necesarias para alcanzar el objetivo final de tener un sistema de gestión ambiental en tu organización, pero todo parece una gran madeja en la que no encuentras la punta del hilo para empezar a deshacer esa maraña.

Como lo más difícil es el primer paso, y además este primer paso va a condicionar el éxito de tu tarea, la presión del inicio es muy grande.

Tienes claro tu objetivo y visualizas perfectamente el resultado final que quieres. Sólo necesitas determinar tu primera tarea, sólo una, para que arranque el motor y puedas iniciar tu camino hacia la meta.

Tener clara la primera acción que debes tomar es el truco infalible para superar el bloqueo y tener la suficiente motivación para seguir adelante y con éxito hasta objetivo final.

ANTES DE NADA, LO QUE TIENES QUE TENER CLARO, CLARINETE…

Más allá del conocimiento que tengas de lo es un Sistema de gestión ambiental, más allá de saberte al dedillo la Norma (la ISO 14001 0 el EMAS), que dispongas de un profundo saber sobre legislación ambiental, de que conozcas mil y una técnica para reducir residuos o consumos, o para incrementar la eficiencia energética de la empresa, debes tener claro que la eficacia de tu sistema de gestión ambiental va a estar marcada desde el principio, por como lo concibas en tu planteamiento inicial.

Tu sistema tiene que estar bien planteado desde el inicio y ese buen planteamiento pasa necesariamente por hacer una identificación exhaustiva de todos los aspectos ambientales y establecer unos criterios para su evaluación lo más objetiva posible, que sean además, sensibles a las mejoras que se lleven a cabo.

Dado que cada empresa, cada industria o cada organización tiene sus propias peculiaridades y aún perteneciendo al mismo sector o realizando el mismo servicio siempre van a existir diferencias entre ellas, a la hora de diseñar su sistema de gestión debes saber que éste será más eficaz cuanto más adaptado esté a la propia organización.

Por ello debemos escapar de los paquetes estándar de sistemas de gestión que a veces nos venden o de limitarnos a extrapolar el sistema de gestión de otra entidad directamente a la nuestra.

Es muy importante que nuestro sistema esté lo más personalizado posible, es decir, ajustado a la realidad de nuestra empresa.

EMPIEZA POR AQUÍ…

Así pues, lo primero debe ser siempre tener un conocimiento profundo de la organización en la que vas a implantar el sistema de gestión.

Para ello, debes conocer su proceso productivo, las distintas etapas del mismo, sus subprocesos, las instalaciones que intervienen directa o indirectamente en cada uno de ellos y los distintos servicios que les dan apoyo.

En definitiva, tienes que tener un conocimiento profundo del proceso de la empresa y de todos los elementos que intervienen en él.

Ese conocimiento te proporcionará toda la información que necesitas sobre los aspectos ambientales de la organización. Y serán esos aspectos que identifiques los que constituirán la base de tu sistema.

Por eso, la clave para la eficacia de cualquier sistema, está en identificar correctamente los aspectos ambientales desde el principio. Identificar adecuadamente los aspectos ambientales no sólo permite ahorrar tiempo, también permiten obtener grandes beneficios de ese SGA que implantes.

Fuente propia

Una vez sepas los aspectos ambientales derivados de la actividad desarrollada por tu organización, lo demás podemos decir que “va rodado”. A partir de ahí sabrás que legislación ambiental afecta a tu organización y los requisitos normativos que deberás incluir en los procedimientos de control operacional y seguimiento para cumplir con dicha normativa.

Aspecto ambiental: elemento de las actividades, productos o servicios de una organización que interactúa o puede interactuar con el medio ambiente

ISO 14001:2015

LA MEJOR HERRAMIENTA PARA ARRANCAR…

Pues teniendo claro que la base fundamental del sistema va a ser una buena identificación de aspectos ambientales, ya tenemos claro cuál es el primer paso que tenemos que dar. ¡Ya sabemos por dónde empezar!

Ahora toca ver cómo hacerlo.

La identificación de aspectos se puede realizar utilizando técnicas muy variadas que de una forma u otra nos permitirán recopilar una lista completa de ellos.

Estos métodos pueden ir desde el método de la cadena de valor, la identificación de materiales, el método de cumplimiento de requisitos legales, etc.

Para mí, hay un método por excelencia que te recomiendo encarecidamente, porque con él conseguirás varios de los conocimientos necesarios para el éxito de tu SGA:

  • Conocimiento profundo de los proceso productivos
  •  Visión general de todos los elementos que intervienen en esos procesos
  • Identificación de los aspectos ambientales generados
  • Etapas/instalaciones y servicios en los que se producen esos aspectos
  • y momento en el que se producen, esto es, si se producen el funcionamiento normal, en situaciones anormales y en fallos o emergencias.

La herramienta de la que hablo, que te ayudará romper ese bloqueo inicial, son los Diagramas de Flujo y su uso es muy sencillo.

Sólo tienes que identificar cada una de las etapas en que se puede segregar el conjunto del proceso productivo general, los distintos servicios que dan apoyo a ese proceso y las diferentes instalaciones auxiliares que forman parte de la instalación, para analizarlas de forma independiente y reflejar, para cada uno de estos ítems, las entradas y salidas que se generan en su funcionamiento.

Actividad/subproceso: parte del proceso general de la organización, la esencia del negocio (por ejemplo, diferentes etapas del proceso de producción: corte de material, ensamblado, envasado, …

Servicios:son aquellos “elementos” de la actividad que apoya a las actividades básicas. Ejem.: oficinas, mantenimiento, vestuarios, …

Instalaciones auxiliares: aquellas que aportan determinados suministros a los procesos y servicios. Ejem.: calderas, climatización, compresores, sistema eléctrico, depuradora, …

De las diferentes entradas y salidas que identifiques para cada parte del proceso, para cada instalación o para cada servicio, ya sólo tienes que identificar cuáles son aspectos ambientales, que posteriormente deberás evaluar para determinar cuáles son los más significativos y sobre los que priorizarás el establecimiento de objetivos de mejora.

Fuente propia

Y no olvides identificar no sólo los aspectos que se generan en situación normal, sino también los que se producen en situaciones anormales de funcionamiento y de emergencia

Sabiendo claramente que aspectos ambientales tiene tu organización, te resultará muy fácil determinar la legislación que te aplica, los procedimientos que deberás implementar para gestionar adecuadamente esos aspectos y continuar el camino hacia tu objetivo de tener un sistema de gestión ambiental implementado y a pleno rendimiento.

Ahora ¡ya sabes por dónde empezar!

Con tus conocimientos y este punto de partida, te será muy fácil recorrer el camino hasta el final, sin que nada te bloquee.

¡Anímate y lánzate a ello!

Espero que te sirva de ayuda este sistema.

Cuéntame como te va en los comentarios 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s