COMO AHORRAR MUCHA ENERGÍA EN TU EMPRESA SIN NECESIDAD DE INVERTIR EN CAMBIOS DE TUS INSTALACIONES

Me llama la atención que de todos los aspectos ambientales que se generan en las empresas, el que más fácil se relaciona con costes y ahorro económico, cuando se hace una buena gestión de este, es el CONSUMO ENERGÉTICO.

Yo soy de la idea de que, la Buena Gestión de cualquiera de los elementos con impacto ambiental que se producen en una organización se traduce siempre en ahorro económico, ya sean residuos (el primero en el que pensamos cuando hablamos de Gestión Ambiental), como consumo de materias primas o consumo de agua, por ejemplo.

Pero cuando hablamos de Consumo Energético o de medidas de reducción del mismo, cualquier directivo piensa rápidamente en euros (lo cual parece ser más difícil de relacionar con otros aspectos). Euros, que se van en las facturas mensuales de nuestras fuentes de energía, Euros que se puede ahorrar con medidas de Eficiencia Energética, pero también en Euros que tendrá que invertir en estas medidas…

Pero esto no tiene que ser así.

La Eficiencia Energética no tiene por qué estar relacionada con grandes inversiones. Se puede ahorrar energía fácilmente y sin realizar inversión alguna.

Ahorrar energía en tu empresa es muy fácil y barato, si sabes como

La Energía es un elemento clave en nuestra sociedad y uno de los principales motores que mueve la economía.

Esta es la razón que lleva a que el crecimiento económico esté tan íntimamente ligado al aumento del consumo energético.

Según estimaciones del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), al ritmo de crecimiento actual sólo tardaremos 30 años en duplicar el consumo mundial de energía y menos de 50 años en triplicarlo.

Todas las instalaciones industriales son demandantes de algún modo de energía, y ésta se convierte en un factor clave en la competitividad de la industria. Su disponibilidad, calidad y precio influye en la competitividad industrial e incluso en la supervivencia de las empresas.

Así, el gasto energético representa uno de los capítulos más relevantes en las cuentas de gastos de una industria

Además, el Consumo Energético suele ser un Aspecto Ambiental relevante en los Sistemas de Gestión Ambiental industriales.

En España, por ejemplo, el sector industrial supone el 16% del consumo energético.

El gasto energético se ha elevado enormemente, por ello, el ahorro energético es de vital importancia en las empresas.

¿COMO AFECTA EL CONSUMO DE ENERGÍA AL MEDIO AMBIENTE?

La relación entre consumo energético y Medio Ambiente es muy estrecha, en especial cuando hablamos de Cambio Climático.

El altísimo consumo de energías fósiles está detrás del calentamiento que se ha producido en el Planeta y que ha provocado el cambio del clima del cual estamos ya sufriendo sus terribles consecuencias y que irán a peor en los próximos años.

Una de las mayores amenazas ambientales que vivimos, y que afectan a todos los sectores de nuestra sociedad, es sin duda el CAMBIO CLIMÁTICO.

Aunque la variación del clima constituye un fenómeno natural, el problema al que nos enfrentamos es que esta variación se está viendo acelerada como consecuencia del aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero originadas por la actividad humana.

El principal gas de efecto invernadero emitido por el hombre es el dióxido de carbono o CO2, procedente en su mayor parte de la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) y utilizados principalmente en la producción de energía y en el transporte.

Las concentraciones de los principales gases de efecto invernadero alcanzaron una vez más niveles récord en 2018, y en concreto, las emisiones globales de CO2 se incrementaron un 147%, superándose el nivel de 400 ppm considerado como un nivel crítico. Todo ello está motivado porque el 85% de la energía global proviene de minerales fósiles: carbón, petróleo y gas.

Para poder actuar contra el cambio climático es necesario reducir drásticamente las emisiones de CO2 asociadas al consumo energético, para lo cual resulta imperativo revertir el crecimiento desmesurado del consumo de energía registrado en los últimos años y empezar a asentar las bases de una cultura energética, basada en el ahorro, el uso de tecnologías más eficientes y en el desarrollo de las fuentes de energía renovables

COMO APLICAR LA EFICIENCIA ENERGÉTICA EN MI EMPRESA

Hoy, más que nunca, el recorte de costes se convierte en un arma estratégica para aumentar la competitividad y el éxito de una empresa.

Cuanto más eficiente sea mi proceso, esto es, cuanto más pueda producir consumiendo menos recursos y manteniendo la calidad de mis productos, más competitivo seré. Obvio, ¿no?

Eficiencia Energética : conjunto de actividades encaminadas a reducir el consumo de energía en términos unitarios, mejorando la utilización de la misma, con el fin de proteger el medio ambiente, reforzar la seguridad del abastecimiento y crear una política energética sostenible

Eficiencia Energética es, simplemente, hacer un uso responsable e inteligente de la energía que utilizamos, y para ello, te adelanto que, nos dependemos de las posibilidades que nos brinda la tecnología, aunque también podamos aprovecharlas para asegurar ese consumo responsable.

Se trata simplemente de utilizar mejor la energía.

Fomentar comportamientos, métodos de trabajo y técnicas de producción que consuman menos energía

La energía más limpia es la que no se consume.

Con sencillas medidas, que en muchos casos no requieren inversión alguna, el ahorro energético que podemos conseguir es muy significativo y nos ayudará a incrementar la rentabilidad de la empresa.

¡VAYAMOS AL GRANO…!

En una instalación industrial, el mayor consumo energético se realiza en el funcionamiento de la maquinaria (productiva y auxiliar).

Es la parte más importante sobre la que actuar a la hora de llevar a cabo acciones para conseguir un ahorro energético.

Muchas veces se plantean actuaciones complejas y excesivamente costosas para reducir el consumo de energía, y pasan desapercibidas actuaciones que, sin prácticamente suponer inversión, consiguen una importante reducción de estos consumos y en consecuencia una importante reducción de los costes.

Con elevada frecuencia, muchas instalaciones y sistemas consumidores de energía quedan encendidos en periodos en que no hay producción (fines de semana, vacaciones, etc…), dando lugar a consumos demasiados elevados para estos periodos (curvas cuarto-horarias)

Este hecho supone ineficacias importantes de los procesos desarrollados.

En consecuencia, con frecuencia los gastos en electricidad, gas natural, gasóleo,… se ven incrementados innecesariamente.

El personal de la plantas no suele ser consciente de estos despilfarros que se producen ni de sus consecuencias.

La formación interna en temas de hábitos y usos eficientes de la energía es prácticamente inexistente.

No solo es importante que realicen bien su trabajo sino que además estén atentos a los procesos y técnicas que podrían implementarse en las industrias para el bien de todos y que, al final, optimice los procesos de producción, haciendo de las empresas que éstas sean más competitivas, respetuosas con el Medio Ambiente y eficientes en la elaboración de sus productos.

¿QUE PASA CUANDO EN NUESTRA EMPRESA NO HAY NINGÚN CONTROL SOBRE EL GASTO ENERGÉTICO?

  • Consumos innecesarios de Energía.
  • Ineficacias de los procesos consumidores de energía (consumimos más para producir lo mismo).
  • Falta de conciencia entre el personal de la necesidad de un consumo responsable de los recursos naturales.
  • Soporte de costes injustificados en facturas de consumos energéticos (electricidad, gas natural, gases de soldadura, gasoil, …).
  • Emisiones innecesarias de CO2 derivadas de la actividad.
  • Dificultad para realizar el seguimiento y control de los consumos de energía.

CÓMO CAMBIAR TODO ESTO…

No hay medida economizadora o ambiental más respetuosa y efectiva que aquella que no consume.

Limitemos las demandas a lo estrictamente necesario.

Se trata de fomentar el cambio de hábitos de comportamiento y la implicación de los trabajadores.

La mejor medida de eficiencia energética es: Establecer un CONTROL GLOBAL DEL GASTO ENERGÉTICO

Para ello debemos…

  • Identificar todos los elementos consumidores de energía existentes en nuestras instalaciones. Recopilando para cada una de ellos todos los parámetros que las definen

Esto deberás hacerlo tanto para aquellos elementos generales de las instalaciones (iluminación, climatización, compresores, sistemas de aporte a la producción, etc.) como para cada una de las instalaciones productivas existentes (maquinaria interviniente en el proceso productivo/fabricación)

  • Establecer las medidas necesarias para ajustar este gasto a las necesidades de la organización y evitar que se produzcan consumos en momentos de inactividad.

Para ello procedimentaremos una sistemática de encendido y apagado de las distintas instalaciones consumidoras de energía identificadas. Esto quiere decir que definiremos el Cómo, el Cuándo y el Quien que se debe aplicar en el funcionamiento de cada una de las instalaciones consumidoras.

¿Cómo se produce el encendido/apagado de esa instalación consumidora de emergía? ¿Automático o Manual?

¿Cuándo debe encenderse? ¿Cuándo debe apagarse?

¿Quién debe responsabilizarse de su encendido? ¿Quién debe asegurarse de su apagado una vez que ya no sea necesario su funcionamiento?

  • El objetivo será siempre adecuar los consumos energéticos a lo estrictamente necesario: Mejorar la Eficiencia Energética de la planta.
  • Fomentar que todo el personal tome conciencia de la necesidad e importancia de apagar todas las instalaciones cuando no se están utilizando y se responsabilice de aquellas instalaciones consumidoras de energía que intervienen en su trabajo diario: Generar Conciencia Ambiental.
  • En la medida de lo posible intentaremos impulsar la adopción de medidas de automatización y control de equipos y sistemas con consumo energético: Limitar el fallo humano

Esto nos facilitará el aseguramiento de que las instalaciones permanecen apagadas cuando no están en uso.

¿QUE BENEFICIOS TE REPORTARÁ EL CONTROL DEL GASTO ENERGÉTICO?

  • Consumo energético más ajustado a la operativa de la fábrica.
  • Disponer de más información y control para el seguimiento eficaz de la evolución de este consumo: Control del Consumo Energético
  • Esto repercute en una mayor eficiencia del proceso.
  • Mayor facilidad para detectar consumos anómalos e incidencias que se puedan producir.
  • Eliminación de consumos energéticos innecesarios.
  • Personal de la planta concienciado con el Consumo Responsable.
  • Familiarización de los operarios con los elementos consumidores de energía de su puesto y las máquinas que manejan en el día a día.
  • Mayor número de instalaciones y sistemas automatizados. Reducción del fallo humano.
  • Existencia de una sistemática para la implantación de nueva maquinaria o instalaciones consumidoras de energía en cuanto a la regulación de su consumo energético. Estandarización del proceso.

Y además, por supuesto, BENEFICIOS ECONÓMICOS…

  • Reducción de costes en una de las principales partidas de gasto de la empresa

Más allá de los beneficios ambientales que supone esta mejora, la eliminación de consumos innecesarios, redunda en un Ahorro Económico muy significativo.

Y NO OLVIDES QUE SIN SEGUIMIENTO Y MEDICIÓN NO ES POSIBLE LA MEJORA (Indicadores de Seguimiento o KPIs)

Una norma básica para que un Sistema de Gestión Ambiental sea eficaz es disponer de Indicadores ajustados que nos permitan medir y hacer seguimiento (también Económicos).

Debemos pues, elegir indicadores que nos permitan medir el cumplimiento de este procedimiento, hacer seguimiento del mismo y evolucionarlo hacia la mejora.

Un buen sistema es realizar auditorias de cumplimiento que evidencien en qué medida la sistemática definida para el encendido y apagado de las instalaciones se está cumpliendo.

De estas mismas auditorias de seguimiento será posible extraer un indicador que nos ayude a valorar el grado de cumplimiento del estándar que hemos establecido.

Asimismo debemos medir y seguir la evolución del consumo energético de la empresa para determinar la efectividad de la medida implantada y nuestra mejora en la Eficiencia Energética de la organización.

Con esta simple medida de control del gasto energético, verás cómo reduces de manera significativa el coste que soportas en este suministro.

Porque el principal despilfarro se produce por el desajuste entre la producción y el consumo, debido a instalaciones que continúan consumiendo durante los periodos de inactividad de la empresa.

¡Yo tengo más que comprobada su eficacia! ¿Te animas a comprobarlo en tu empresa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s