Una EDUCACIÓN AMBIENTAL que brilla por su ausencia

Una EDUCACIÓN AMBIENTAL que brilla por su ausencia

Cada año el Medio Ambiente está más presente en nuestras vidas. Es una realidad.

Pero esta presencia no es en positivo. Todo lo contrario. Pensamos más en él porque, cada vez más, sufrimos en “nuestras carnes”, como estaba claro que sería, las consecuencias de la desastrosa gestión que de él hacemos.

Y no nos engañemos, principalmente, son las consecuencias económicas las que nos lo evocan y nos hacen llevarnos las manos a la cabeza pensando en el desastre que estamos provocando. Porque poderoso caballero es Don Dinero.

Problemas de salud por contaminación, escasez de agua, destrucción de cultivos, escasez de recursos en la pesca, grandes desastres naturales,…Todo ello son cuestiones que, día a día, van ocupando más espacio en las noticias diarias y todos ellos acarrean grandes costes económicos.

Y si bien es cierto que se están removiendo algunas conciencias, y que en los últimos tiempos han surgido diversos movimientos que reclaman un cambio de nuestro modo de vida para solucionar esas problemáticas, no estamos haciendo nada por eliminar lo que, es sin duda, la causa raíz de este problema global que vivimos.

Si aplicáramos cualquiera de las técnicas que habitualmente se emplean en las empresas para llegar al origen de un problema y definir acciones que lo erradiquen (5 Por Qués, AMFE, A3, Diagrama de Ishikawa,…) seguro llegaríamos a la causa raíz de la situación que tenemos, y esta no es más que nos FALTA EDUCACIÓN AMBIENTAL

La Educación Ambiental no está, pero… ¿se le espera?

Sigue leyendo
AVANZANDO A TODA MECHA… PERO NO EN CUESTIONES AMBIENTALES (DMMA 2019)

AVANZANDO A TODA MECHA… PERO NO EN CUESTIONES AMBIENTALES (DMMA 2019)

A puntito estamos, una vez más de celebrar, el día de TODOS y de TODO. Porque ese es sin duda el Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de Junio.

Una festividad que engloba a todos los seres humanos, a todas las especies animales y vegetales, a ríos, lagos, mares y océanos, a montañas, valles, desiertos, playas, glaciares, selvas… En definitiva, de todos y todo lo que forma parte de este planeta.

Y yo, como acérrima amante del Medio Ambiente, no puedo dejar pasar este día sin más.

Muy a mi pesar sigue siendo tan necesario, como siempre, hacer que este día no pase desapercibido, porque hoy, como siempre, seguimos empeñados en poner “tierra de por medio” entre nosotros y él, sin llegar a entender que somos las misma cosa y que sin él, nuestra existencia no es posible.

Así que, aquí estoy un año más intentando poner mi granito de arena para que este día no pase desapercibido, con la esperanza de que llegue el momento en que ya no sea necesaria esta conmemoración, porque hayamos conseguido restablecer el equilibrio entre nosotros y el resto del Medio Ambiente y porque ya lo tengamos totalmente presente en nuestro día a día.

Esta vez se me ha dado por echar la vista atrás para tomar conciencia de cómo han cambiado las cosas desde que yo empecé en estas lides.

De cómo han cambiado o de como siguen estando igual, porque… con lo rápido que va este mundo, mira que vamos lentos con esto,… ¡lentísimos, diría yo!

¿Por qué si el mundo evoluciona tan rápido… nuestra conciencia y actuaciones ambientales van tan lentas?

Sigue leyendo
25 ACCIONES PARA REDUCIR LOS RESIDUOS EN TU EMPRESA Y, CONSECUENTEMENTE, TUS COSTES DE GESTIÓN

25 ACCIONES PARA REDUCIR LOS RESIDUOS EN TU EMPRESA Y, CONSECUENTEMENTE, TUS COSTES DE GESTIÓN

Hoy ando otra vez a vuelta con los Residuos. Y es que, además de ser uno de los grandes problemas ambientales que vivimos (y que, como otros muchos, aunque hace años que se ha puesto de manifiesto, su evolución sigue yendo a peor) es un aspecto ambiental presente en todos los entornos.

Porque, puede que en tu empresa no se generen vertidos, puede que tu proceso no consuma sustancias peligrosas, y que en tus instalaciones no existan chimeneas que liberen emisiones a la atmósfera, pero residuos, residuos seguro que sí se generan.

Así que, lo que voy a contarte te interesa, porque te voy a hablar de ahorrar dinero, o incluso ganarlo, con algo que tienes bien presente en tu día a día, en tu lugar de trabajo, y que, ya sea directa o indirectamente, tienes que gestionarlos y asumir el coste que ello conlleva

Te voy a contar como reducir significativamente tus residuos a través de cambios de comportamiento y prácticas empresariales muy sencillas y sin que tengas que hacer inversiones.

¡Rompe ya el vínculo entre Desarrollo y Residuos!… Producir más no tiene por qué suponer generar más residuos

Sigue leyendo

¿ES FÁCIL SER UN CONSUMIDOR RESPONSABLE? O ¿ESTÁ EL ECOLOGISMO RESERVADO PARA RICOS?

¿ES FÁCIL SER UN CONSUMIDOR RESPONSABLE? O ¿ESTÁ EL ECOLOGISMO RESERVADO PARA RICOS?

Mucho de economía circular, de cambio climático, del horror de la contaminación por plásticos, de ciudades en las que ya casi no se puede respirar… Mucho de que hay que hacer algo, de que si continuamos así nos quedan cuatro telediarios, de que si no actuamos ya en 11 años no habrá vuelta atrás….

Mucho de hablar, hablar y hablar, pero poco, muy poco de actuar.

Y lo peor, es que tengo la sensación, no sé si a ti te pasa, que toda la responsabilidad se la están poniendo al Consumidor.

Qué sí, que nuestros actos, nuestras decisiones y la forma de satisfacer nuestras necesidades influye y mucho, muchísimo, en el tipo de desarrollo que tiene nuestra sociedad. Que los CONSUMIDORES jugamos un papel supra-relevante en lo que concierne al cambio de actitudes y la solución a estos problemas ambientales, porque en nuestras manos está el definir qué papel juega cada uno de los actores del elenco social.

Pero, cuando tomas la firme decisión de no contribuir ni un minuto más a esa autodestrucción que estamos llevando a cabo,

¿Lo tenemos fácil los consumidores para realizar un consumo responsable?

Sigue leyendo

LOS 7 ELEMENTOS CLAVE PARA QUE LA RECOGIDA SELECTIVA DE TU EMPRESA FUNCIONE

LOS 7 ELEMENTOS CLAVE PARA QUE LA RECOGIDA SELECTIVA DE TU EMPRESA FUNCIONE

Sea cual sea el proceso que desarrolle tu empresa, fabriques lo que fabriques y tenga el tamaño que tenga, un aspecto que seguro se va a generar en ella y que vas a tener que gestionar, van a ser los Residuos.

Puede ser en mayor o menor cantidad, puede que sean peligrosos o no peligrosos, tal vez totalmente asimilables a los urbanos o que necesiten tratamiento especial… pero sea como fuere, los vas a tener y tendrás que gestionarlos adecuadamente, cumpliendo con la legislación vigente, lo que, supone en muchos casos, importantes costes a asumir.

Los residuos son uno de los principales impactos de la industria y su importancia viene dada, por su peligrosidad para el Medio Ambiente y para la salud de las personas, y por otro, por los grandes volúmenes de generación.

La legislación establece un orden de prioridades a seguir en su gestión que es: Prevención, Preparación para la reutilización, Reciclaje (incluido el compostaje), otro tipo de Valorización, y, por último, la Eliminación.

Así que, la primera medida que se debemos considerar siempre es, si es posible, generar menos residuos o aprovecharlos en otros procesos de fabricación.

Pero para aquellos residuos que no puedas evitar su generación, y que no puedan ser reutilizados en la fabricación, tu obligación legal es segregarlos correctamente y facilitar y priorizar su gestión a través de procesos de reciclaje y/u otro tipo de valorización.

Y aquí es donde la Recogida Selectiva se hace imprescindible para cumplir con estos mandatos legales. Pero, no creas que este tipo de recogida es sólo poner contenedores de colores y llenarlos de distintos tipos de residuos. Si quieres que realmente funcione, tendrás que tener en cuenta algunos aspectos clave que, además de dar sentido a los recursos invertidos para su implantación, te ahorrará costes en la gestión.

El camino hacia una Recogida Selectiva eficaz y eficiente

Sigue leyendo

EL 2018 EN EL MEDIO AMBIENTE: ¿Un año bien invertido o un año malgastado?

EL 2018 EN EL MEDIO AMBIENTE: ¿Un año bien invertido o un año malgastado?

Pues sí, aquí estamos de nuevo, a puntito de acabar otro año más. Doce meses enteritos que han pasado, como siempre, casi sin darnos cuenta.

Y como todo va tan rápido, no hay nada como pararse un rato para echar cuentas y ser conscientes de que, aunque a priori parece que no ha pasado nada, que fue casi ayer mismo cuando empezábamos el año con todas nuestras ilusiones puesta en él, en realidad, sí han pasado muchas cosas, algunas deseadas y otras no.

A nivel personal, intento realizar siempre este ejercicio de repaso, acerca de todo lo ocurrido en el año que se acaba, porque me ayuda a recordar todo lo vivido y me hace reflexionar sobre los aciertos y errores cometidos… Mi balance personal de 2018 ¡ya está hecho!

Pero… y con el Medio Ambiente ¿Qué? ¿Cómo han ido las cosas? ¿Han sido 365 días bien aprovechados o un año más que ha pasado sin pena ni gloria?

Balance ambiental del 2018: Lo Bueno, lo Feo y lo Malo del año que despedimos

Sigue leyendo

ESTE ES EL INGREDIENTE CLAVE QUE NECESITAS PARA ALCANZAR LA MEJORA CONTINUA DE TU SISTEMA DE GESTIÓN Y DISFRUTAR DE TODOS SUS BENEFICIOS

ESTE ES EL INGREDIENTE CLAVE QUE NECESITAS PARA ALCANZAR LA MEJORA CONTINUA DE TU SISTEMA DE GESTIÓN Y DISFRUTAR DE TODOS SUS BENEFICIOS

Nunca mejorarás si lo haces a ciegas. Para cualquier acción de mejora que queramos emprender en nuestra vida, necesitamos conocer la situación de la que partimos y, en base a ella, definir la estrategia a seguir a fin de alcanzar la mejora deseada y finalmente, poder valorar si los esfuerzos realizados han sido eficaces.

Pongamos por ejemplo que quieres reducir el consumo de tu coche, bajar de peso o incrementar tus ahorros. Es obvio que en primera instancia debes conocer desde que punto partes (el consumo que tienes en ese momento, tu peso actual o la cantidad acumulada en tu cuenta bancaria) e identificar aquellos parámetros sobre los que puedes actuar y que son responsables de la situación de salida (tu modelo de coche, tu forma de conducir, lo que comes y como lo comes, tus gastos inevitables y tus gastos superfluos o prescindibles). Sólo así podrás marcar la meta a la que quieres llegar, las acciones que puedes/debes implementar para llegar a ese objetivo marcado y, unas vez ejecutadas, valorar si éstas han sido tan efectivas como pensabas.

Traslademos ahora esto a la gestión en las empresas y en concreto a los Sistemas de Gestión (ya sea Calidad, Prevención, Medio Ambiente u otros). La situación es la misma. ¿Cómo definir qué es lo que hay que hacer para mejorar esa gestión? ¿Cómo saber si la gestión que realizamos va por el buen camino? ¿Cómo identificar aquello en lo que tenemos que mejorar? ¿Cómo determinar la eficacia de nuestro sistema? ¿Cómo ser eficientes en nuestra gestión?….

¿Cómo obtener los máximos beneficios de la gestión que realizamos?

Sigue leyendo