Como AUMENTAR las GANANCIAS de tu empresa, sin tener que vender más, ni incrementar el precio de tus productos

Cuando se decide crear una empresa, los objetivos son muy claros:

En primer lugar, fabricar productos o prestar servicios. Y si el producto o servicio que se ofrece cubre una demanda o desarrolla una nueva las empresas tienen éxito

Segundo, por supuesto, generar beneficio y ganar dinero.

La relación directa de este segundo objetivo con el primero, es obvia. Es decir, que los beneficios que se obtengan dependerán pues de la aceptación de nuestros productos o servicios en el mercado. Y esto a su vez dependerá de otros factores relacionados como la calidad, el marketing, la demanda que satisfaga, el sector de mercado a quien está dirigido, etc.

Es lógico entonces pensar que, si queremos obtener mayores beneficios y ganar más dinero, la forma de conseguirlo será por medio de actuaciones que influyan en alguno de estos factores invirtiendo en ellos recursos económicos o de otro tipo.

Podrían ser opciones, pero te aseguro que no son las únicas para conseguirlo.

Aumentar nuestro margen de beneficios puede conseguirse de una forma mucho más fácil y sin que nos suponga apenas o ninguna inversión o gasto extra.

Esta forma fácil y sencilla de aumentar nuestras ganancias, sin tener que invertir, no es otra que CONSUMIR MEJOR.

Ganar más, consumiendo eficientemente

Beneficio Ambiental

Sigue leyendo

Anuncios

¡No des la espalda a tu Evaluación de Aspectos Ambientales!

A ver si te suena esto…

Una empresa que ha dado el paso de incorporar la gestión ambiental en su actividad. Se propuso implantar un SGA y lo consiguió. Ha definido su política, ha elaborado procedimientos, ha comunicado debidamente el sistema, sus aspectos ambientales están identificados, el personal formado, … y ahora toca empezar a funcionar con él.

Primer paso: conocer el peso que tienen tus aspectos ambientales para saber en dónde debe priorizar sus actuaciones. Para ello va a evaluarlos con una estupenda sistemática que ha desarrollado… Procede y… ,oh, no!… ¡le salen un montón de aspectos significativos!… ¡Esto no puede ser!… ¡Hay que cambiar estos resultados!… La empresa tiene que parecer excelente. Que salgan más de 3 o 4 aspectos significativos, no es posible…

… ¿Y entonces? ¿qué hacemos?… Ya está!… ¡Hay cambiar los criterios de evaluación! Hay que definir nuevos criterios, variar los rangos de puntuación,… lo que sea, con tal de que parezca que somos lo mejor, de lo mejor, en gestión ambiental.

¿Te suena? ¿Lo has vivido directa o indirectamente?… ¿Has optado alguna vez por dar rápidamente marcha atrás y modificar todo un procedimiento con tal de que apenas salgan un par de aspectos ambientales relevantes? ¿Has tirado abajo tu sistemática por “salir guapo” en la foto de auditoría?

Situaciones como estas, doy fe de que, “habelas, hainas” (como dicen en mi tierra), y déjame que te diga que ¡es un error garrafal!

Preocuparnos más por el hecho de que nuestros registros ofrezcan una “buena imagen” de nuestra gestión, que por sacar partido de toda la información que nos reportan esos mismos registros, es privar a la empresa de los beneficios más importantes de la gestión ambiental.

¿Dejas en manos del azar tu selección de aspectos significativos?

evaluación de aspectos ambientales

Sigue leyendo

6 errores fatales que debes evitar para que tu Gestión Ambiental alcance el éxito

Ya lo he dicho muchísimas veces (y no, no me cansaré de repetirlo!…), la gestión ambiental aporta importantes beneficios a las organizaciones, incluyendo, por supuesto, los económicos. El vehículo que normalmente utilizamos para implementar este tipo de gestión son los Sistemas de Gestión Ambiental, una potente herramienta que nos lleva a alcanzar todas esas bondades que la gestión de este aspecto de nuestra empresa puede llegar a reportarnos.

Pero el éxito de la gestión ambiental, la consecución de esas ventajas, depende de muchos aspectos, y hay errores, tristemente frecuentes, que acaban tirando por la borda todo su potencial. Además de procedimentar adecuadamente determinados aspectos de tu organización y cubrir los distintos requisitos que te exija el estándar que hayas tomado de referencia (si es que te has decidido por una gestión ambiental guiada y certificable), hay otros puntos que debes tomar en cuenta para que esa gestión se convierta en la potente herramienta de mejora que puede llegar a ser.

Si te has propuesto optimizar la gestión de tu empresa incorporando la gestión ambiental en su estrategia, y quieres extraerle el máximo beneficio, deberás evitar a toda costa caer en estos errores para poder alcanzar tus objetivos y poder percibir, en poco tiempo, los retornos de tu inversión.

Si has implantado un sistema de gestión ambiental, y lo único que has obtenido de él es un bonito certificado que cuelga en el hall de tu empresa, seguro estás cometiendo alguno de estos errores que impiden su correcto funcionamiento.

Aquí tienes los seis errores más comunes y que deberías evitar para que tu gestión ambiental funcione y aporte valor a la empresa, mucho más allá de una mera Certificación ¿Quieres conocerlos?

¿Por qué mi gestión ambiental no me aporta beneficios?

errores-en-gestion-ambiental

Sigue leyendo

El Bueno, el Feo y el Malo de 2016

Pues sí, …ya hemos llegado otra vez hasta aquí! Otro año que se acaba y que como todos, se nos ha pasado volando.

El 2016 nos deja en apenas un día, y nos centramos en prepararnos, con nuestras mejores intenciones, para recibir al nuevo año. Sin pensarlo demasiado y a bote pronto, parece que en este año no hemos hecho nada, pero si te paras a reflexionar un ratito sobre el tema, te das cuenta que el año que se acaba ha cundido más de lo que a priori parecía.

Hacer balance del año que nos deja es un ejercicio muy recomendable en todos los ámbitos, tanto en el profesional como en el personal, porque nos ayuda a hacernos conscientes de todo lo que éste ha dado de sí y de lo que ha supuesto un año más en nuestra vida.

Mi balance personal ya está realizado, así que, toca valorar como ha sido el año 2016 para la Gestión Ambiental, y a ello me pongo en este artículo.

Al igual que hice el año pasado, te quiero contar qué ha sido, para mí, lo Bueno, lo Feo y lo Malo para el Medio Ambiente durante este año que nos deja. Aquellos acontecimientos por los que recordaré el paso del 2016 en mi campo profesional. Pero esta vez, haré una pequeña variación en el orden de los ítems. ¿Por qué?.. Muy sencillo: ¡quiero acabar el año en positivo! Así que, te presento a el Feo, el Malo y el Bueno de 2016!

¿Qué acontecimientos ambientales nos evocará el 2016?

bueno_feo_malo-2016

Sigue leyendo

El “QUIÉN CONTAMINA, PAGA” y la implicación ciudadana

Qué rápido nos llevamos las manos a la cabeza cuando ocurre un suceso de las características Volkswagen, Prestige, o Aznalcóllar. Qué activos somos cuando se trata de protestar por las acciones que no emprenden los demás para solucionar la problemática ambiental que afecta a este planeta. Qué fácil resulta ver la paja en el ojo ajeno y que invisible nos resulta la viga en el nuestro.

Se escandaliza el hombre que escucha en la radio la noticia que destapa el caso Volkswagen, mientras conduce en su flamante deportivo adquirido recientemente con criterios únicamente de estética y potencia, y tira alegremente la lata de bebida que acaba de beber por la ventanilla del vehículo.

Ya sé, …si, … no es comparable un desastre con otro, pero, haciendo mi propio examen de conciencia, pienso en que no deberíamos restar importancia a esos pequeños “desastres ambientales” de nuestro comportamiento diario, cuya suma, sí constituye un problema ambiental de envergadura.

Menospreciamos nuestro poder de cambio en la gestión ambiental que hacemos del planeta y nuestra capacidad de poner fin a la mayoría de problemas ambientales que nos acechan. “Eso es cosa de otros, de los que tienen el poder para cambiar las cosas…”, escuchamos con frecuencia. Cosa de gobiernos, instituciones, grandes empresas, políticos, … ¿seguro?.

¿Dónde está el poder para cambiar las cosas?

El Poder de los Ciudadanos

Sigue leyendo

MANTENIMIENTO Y MEDIO AMBIENTE: Socios Estratégicos en el Desarrollo Empresarial Sostenible

A menudo escucho, en diferentes foros, opiniones de personas que relacionan una buena gestión ambiental con la necesidad de realizar importantes inversiones. No conciben que una empresa pueda contaminar menos o ser más eficiente, en cuanto a consumir menos recursos y menos energía, si no es a través de la adquisición de nuevas tecnologías, instalaciones más modernas o complicados software de gestión.

He comprobado, a lo largo de mi carrera profesional, como con relativa facilidad se sustituían equipos e instalaciones por otras, nuevas y más “modernas”, alegando que éstas habían dejado de ser eficientes, que habían perdido fiabilidad, en definitiva, que ya no trabajaban bien y que no compensaba realizar su reparación. Suponiendo, en consecuencia, realizar importantes inversiones en activos.

Estoy convencida de que, ni es necesario implementar tecnologías de última generación, ni ejecutar millonarias inversiones en nuevos equipos o instalaciones para alcanzar objetivos de Gestión Ambiental adecuados y eficaces.

Existe un área de gestión, dentro de las organizaciones, que representa una de las claves más importantes para que esto no sea así, que resulta crucial en el camino de una industria hacia una producción más limpia y la compatibilización del desarrollo empresarial con el desarrollo sostenible: el MANTENIMIENTO, el aliado necesario en la Gestión Ambiental.

Menos invertir y Mas mantener, esa es la clave!

MantenimientoyMedioAmbiente Sigue leyendo

EL VALOR DEL SEGUIMIENTO Y LA MEDICIÓN. Reivindicando la importancia de un procedimiento

En Calidad lo tienen claro, establecer indicadores de los procesos es fundamental para la medición, el análisis y la mejora de su eficacia. Sólo lo que puede medirse es susceptible de mejorar.

En Medio Ambiente también tenemos un requisito normativo que nos hace referencia a esta necesidad:

4.5.1 Seguimiento y medición

La organización debe establecer, implementar y mantener uno o varios procedimientos para hacer el seguimiento y medir de forma regular las características fundamentales de sus operaciones que pueden tener un impacto significativo en el medio ambiente. Los procedimientos deben incluir la documentación de la información para hacer el seguimiento del desempeño, de los controles operacionales aplicables y de la conformidad con los objetivos y metas ambientales de la organización.

La organización debe asegurarse de que los equipos de seguimiento y medición se utilicen y mantengan calibrados o verificados, y se deben conservar los registros asociados.

Sin embargo, en los Sistemas de Gestión Ambiental que he tenido la oportunidad de conocer o auditar hay un hecho común que siempre me ha llamado la atención: un procedimiento de Seguimiento y Medición escaso, limitado y sin relevancia.

No sé si este hecho es general, pero lo que habitualmente me he encontrado son procedimientos, que recogían este requisito de las normas (ISO 14001/EMAS), en los que se limitaba el seguimiento y medición realizados por la organización a describir la evaluación del cumplimiento legal, la sistemática con la que se garantizaba la calibración de equipos de medición en el caso de que se utilizasen, y poco más.

Me sorprende esta limitación pues, concibo este punto de la norma como un requisito mucho más ambicioso al que habitualmente se lleva a la práctica. Es la base fundamental sobre la que nos debemos apoyar para dar cumplimiento a uno de los principios fundamentales de los sistemas de gestión ambiental, la Mejora Continua.

Es uno de los procedimientos que debería tener más peso en nuestro sistema ya que, su definición adecuada, nos permite establecer sistemáticas que redundarán en un profundo conocimiento de nuestro sistema, en un retorno de valiosa información que nos aportará la visión que necesitamos de la evolución de nuestra gestión ambiental.

Entonces, ¿la gestión ambiental se puede medir?

Medir_el_Medio_Ambiente

Sigue leyendo