EL VALOR DEL SEGUIMIENTO Y LA MEDICIÓN. Reivindicando la importancia de un procedimiento

EL VALOR DEL SEGUIMIENTO Y LA MEDICIÓN. Reivindicando la importancia de un procedimiento

En Calidad lo tienen claro, establecer indicadores de los procesos es fundamental para la medición, el análisis y la mejora de su eficacia. Sólo lo que puede medirse es susceptible de mejorar.

En Medio Ambiente también tenemos un requisito normativo que nos hace referencia a esta necesidad:

4.5.1 Seguimiento y medición

La organización debe establecer, implementar y mantener uno o varios procedimientos para hacer el seguimiento y medir de forma regular las características fundamentales de sus operaciones que pueden tener un impacto significativo en el medio ambiente. Los procedimientos deben incluir la documentación de la información para hacer el seguimiento del desempeño, de los controles operacionales aplicables y de la conformidad con los objetivos y metas ambientales de la organización.

La organización debe asegurarse de que los equipos de seguimiento y medición se utilicen y mantengan calibrados o verificados, y se deben conservar los registros asociados.

Sin embargo, en los Sistemas de Gestión Ambiental que he tenido la oportunidad de conocer o auditar hay un hecho común que siempre me ha llamado la atención: un procedimiento de Seguimiento y Medición escaso, limitado y sin relevancia.

No sé si este hecho es general, pero lo que habitualmente me he encontrado son procedimientos, que recogían este requisito de las normas (ISO 14001/EMAS), en los que se limitaba el seguimiento y medición realizados por la organización a describir la evaluación del cumplimiento legal, la sistemática con la que se garantizaba la calibración de equipos de medición en el caso de que se utilizasen, y poco más.

Me sorprende esta limitación pues, concibo este punto de la norma como un requisito mucho más ambicioso al que habitualmente se lleva a la práctica. Es la base fundamental sobre la que nos debemos apoyar para dar cumplimiento a uno de los principios fundamentales de los sistemas de gestión ambiental, la Mejora Continua.

Es uno de los procedimientos que debería tener más peso en nuestro sistema ya que, su definición adecuada, nos permite establecer sistemáticas que redundarán en un profundo conocimiento de nuestro sistema, en un retorno de valiosa información que nos aportará la visión que necesitamos de la evolución de nuestra gestión ambiental.

Entonces, ¿la gestión ambiental se puede medir?

Sigue leyendo

EN BUSCA DE LOS OBJETIVOS PERDIDOS

EN BUSCA DE LOS OBJETIVOS PERDIDOS

Empieza el año, y ya se sabe: Año nuevo,… Programa Ambiental nuevo!!!.

Toca otra vez pensar, analizar, valorar y buscar en donde debemos mejorar, para establecer los objetivos y metas del nuevo año. Es uno de los problemas que afrontamos comúnmente los que trabajamos en Gestión Ambiental.

Y es que, cuando tu sistema ya lleva muchos años implantado, esta tarea se va haciendo cada vez más complicada. Claro que siempre hay algo que mejorar, y que la primera pista, para saber hacia dónde focalizar nuestros esfuerzos, tiene que venir del resultado de la evaluación de aspectos ambientales, pero, también es cierto que, llega un momento en que se nos agotan las ideas.

Algunas de las opciones que hemos planteado no se pueden llevar a cabo (por cuestiones económicas o técnicas, desde la Dirección nos las han echado abajo), muchas ya las hemos ejecutado y algunas nunca llegan a nuestra mente. ¿Qué hacer, entonces?…

Buscar y encontrar!, …así de simple

Sigue leyendo