Como AUMENTAR las GANANCIAS de tu empresa, sin tener que vender más, ni incrementar el precio de tus productos

Cuando se decide crear una empresa, los objetivos son muy claros:

En primer lugar, fabricar productos o prestar servicios. Y si el producto o servicio que se ofrece cubre una demanda o desarrolla una nueva las empresas tienen éxito

Segundo, por supuesto, generar beneficio y ganar dinero.

La relación directa de este segundo objetivo con el primero, es obvia. Es decir, que los beneficios que se obtengan dependerán pues de la aceptación de nuestros productos o servicios en el mercado. Y esto a su vez dependerá de otros factores relacionados como la calidad, el marketing, la demanda que satisfaga, el sector de mercado a quien está dirigido, etc.

Es lógico entonces pensar que, si queremos obtener mayores beneficios y ganar más dinero, la forma de conseguirlo será por medio de actuaciones que influyan en alguno de estos factores invirtiendo en ellos recursos económicos o de otro tipo.

Podrían ser opciones, pero te aseguro que no son las únicas para conseguirlo.

Aumentar nuestro margen de beneficios puede conseguirse de una forma mucho más fácil y sin que nos suponga apenas o ninguna inversión o gasto extra.

Esta forma fácil y sencilla de aumentar nuestras ganancias, sin tener que invertir, no es otra que CONSUMIR MEJOR.

Ganar más, consumiendo eficientemente

Beneficio Ambiental

Sigue leyendo

Anuncios

SOBRE LA INJUSTA “MALA FAMA” DE LOS SISTEMAS DE GESTIÓN

ISO 9001, ISO 14001, OHSAS, EMAS, ISO 5001, ISO 22000, ISO/TS 16949, …  y otros muchos referenciales para la implantación de Sistemas de Gestión, están concebidos como herramientas para las empresas, que ayudan a mantener y mejorar los niveles de eficiencia en las distintas áreas a las que se refieren (Calidad, Medio Ambiente, PRL, Energía, Seguridad Alimentaria, …). Nos ofrecen, todas ellas, la posibilidad de trabajar mejor, ni más, ni menos.

La metodología, la sistemática, el orden, la trazabilidad, la medición, el seguimiento, … son elementos que constituyen la base de estas normas y que contribuyen claramente, y de forma decisiva, a incrementar la eficiencia y eficacia de nuestros procesos productivos.

Todas aportan útiles para reducir costes, innovar, fiabilizar nuestros productos, controlar los riesgos, mejorar el ambiente de trabajo y optimizar nuestros recursos. Todas producen ahorros y facilitan el trabajo, y sin embargo, a pesar de que nos ayudan a ser mejores, la mayor parte de las organizaciones siguen viéndolas aún, como un “marrón” que es necesario soportar para continuar en el mercado, una carga inherente al desarrollo de una actividad empresarial en la sociedad actual o, como todo lo contrario al objetivo principal de éstas, como puro papeleo que complica el trabajo en la empresa y compromete su productividad.

Llama la atención una divergencia tan pronunciada entre la concepción y la percepción. ¿Por qué un elemento creado para ayudar y mejorar acaba siendo visto como una barrera en nuestra actividad?. ¿Son los sistemas de gestión una mera cuestión de papeleo o somos nosotros mismos los que limitamos su utilidad?.

Me declaro fan incondicional de los Sistemas de Gestión, adepta de la mejora contínua, y siendo tan clara para mí la gran utilidad de estos elementos en las organizaciones, me pregunto a menudo el porqué de esta controversia, qué es lo que lleva a que se infravaloren estas, en mi opinión, preciadas y valiosas herramientas y por qué razón, siendo sus cualidades tan patentes para mí, no parece ser siempre así en el entorno empresarial.

¿Falla la herramienta, o hacemos un mal uso de ella?

mal_uso_herramienta

Sigue leyendo

DIME QUÉ TIRASTE Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

Los residuos vuelven a la palestra. Tras su salida a escena, allá por los años 90, cuando empezamos a darnos cuenta de que nos quedábamos sin “alfombras” para esconderlos, ahora vuelven a primera línea bajo el término “Economía circular”.

Desde aquel entonces, cambiaron muchas cosas en este sector, nos hicimos conscientes de que los vertederos no eran una buena forma de liberarnos de los residuos, porque aunque los escondamos no desaparecen, nos familiarizamos con las recogidas selectivas, aprendimos la regla de las 3 R, nos hicimos conscientes de que eran un problema, vivimos unas cuantas muy malas experiencias (como el caso del vertedero de Bens en A Coruña), elaboramos mucha, mucha nueva legislación, decoramos nuestras calles con contenedores de colores, y hablamos largo y tendido de lo importante que era Prevenir su generación… sin embargo, año tras año, hemos seguido “increscendo” la producción en nuestra eficiente factoría de basura y parece, que lo único que ha conseguido echar un poco el freno a nuestra desenfrenada producción, como en todos los sectores, ha sido la crisis económica.

Y es que los residuos son consecuencia directa de nuestro modo de vida. Somos nosotros los que los generamos todos los días de nuestra existencia, desde el mismo momento en que aterrizamos aquí. Nos acompañan allá a donde vayamos, son un fiel reflejo de nosotros mismos, “diseñados” y generados  a nuestra imagen y semejanza.

¿Son los residuos, entonces, el reflejo de nuestra “esencia”?

mirarse_al_espejo

Sigue leyendo

¿POR QUÉ LO LLAMAN COSTE CUANDO DEBERÍAN DECIR AHORRO?

Y llegó la crisis, y todas las empresas comenzaron a buscar fórmulas para reducir sus costes. Las más populares: reducir plantillas y reducir salarios.

Se produjo un boom de los ERES (temporales o extintivos), algo de lo que hasta entonces, la mayoría, no habíamos oído hablar nunca, y mientras, ahí en un cajón, permanecía guardada una importante herramienta, en poder de muchas empresas, capaz de ayudarles a alcanzar esa reducción de costes perseguida, a mejorar su situación financiera y corregir el desfase entre su sobrecapacidad de producción y el descenso de la demanda, pero que, hasta ahora, ha sido considerada como una cuestión burocrática, implantada en su momento por mera obligación venida por parte de los clientes, o en el mejor de los casos, por cuestiones de imagen impuesta por una sociedad, por suerte, cada vez más concienciada.

Sí, ahí ha estado y sigue en un cajón,… La Gestión Ambiental de las empresas.

¿Aún no nos hemos dado cuenta que una eficaz gestión ambiental puede ser un importante reductor de costes?.

dinero_medioambiente

Sigue leyendo